4.REFLEXIONES

Tunante ha ido cogiendo forma con el paso del tiempo, primero fue de una manera y tras mudar de piel muchas veces, hoy se muestra de otra. 

Evitando aburrirte podemos describir Tunante como un movimiento que se expresa a través del vestir, del diseño de sus prendas, que pretende despertar el interés de un público sensible a aspectos medioambientales, sociales y culturales. 

La elaboración de ropas totalmente sostenibles, ecológicas y con diseños innovadores y actuales que despierten conciencias y nos permitan además divulgar y fomentar la protección de nuestras maravillas naturales, señala nuestro camino.

Es también nuestro objetivo asociar nuestra marca a pequeñas producciones generadas en el marco de una economía local, circular y sostenible contraria a los excesos del actual consumismo exagerado que todo emponzoña. 

Somos firmes defensores de los procesos artesanales y procedimientos tradicionales del todo respetuosos con el medio ambiente que fueron sustituidos por producciones industriales agresivas con la naturaleza y con nosotros mismos. 

Apostamos por los procesos sencillos, cercanos y por la utilización de materiales respetuosos con la naturaleza tal y como hacían nuestros ancestros.

No proponemos apagar el router ni alentamos la vuelta a las penurias pasadas, nos declaramos amantes del progreso y de las tecnologías pero somos conscientes de la paradigmática relación del mundo moderno y sus avances con nuestra salud y la del planeta; lo que nos dio el desarrollo de mejora médicas, higiénicas, tecnológicas y de confort es pagado con creces mediante la contaminación de nuestros recursos y la aparición de nuevos males como el insomnio, la hipertensión, la obesidad, la depresión, etc. 

En algún recodo del camino, saciados, cómodos y aburridos, perdimos la perspectiva. Ya nadie arregla nada, todo se cambia, se tira, se sustituye, se acumula y ensucia. 

Es insaciable nuestra capacidad por querer poseer lo último, lo más innovador y resulta que la vanguardia es volver la vista a atrás y traernos con nosotros algunos valores que se olvidaron. Retroceder a nuestros orígenes. 

Para dar respuesta a las necesidades de hoy y de mañana hemos de regresar al punto de partida focalizándonos en la producción cercana y sostenible e imitando los procesos empleados por nuestros abuelos nutriéndonos de lo que el entorno nos dota esforzándonos por causarle el menor daño posible.

La industria textil es la segunda actividad, solo por detrás de la petrolera, más contaminante del mundo. Los vaqueros que llevas puestos requieren para la fabricación de sus tejido y su producción unos 8000 litros de agua, además de liberar kilos de emisiones de CO2, colorantes y químicos a la atmósfera y al océano mediante el proceso.

Tunante, es el fruto de estas reflexiones y su extremo contexto; la creación de colecciones con materiales ecológicos 100% mediante una producción cercana y que reduzca el impacto de nuestra actividad sobre el entorno al tiempo que permita divulgar y proteger sus tesoros naturales, supone nuestra pequeña aportación a los problemas globales que nos acechan. 

Es firme nuestro compromiso con la mejora en los materiales empleados, siempre con las máximas certificaciones sobre su origen y sostenibilidad, y en el crecimiento de las colecciones inspiradas en el respeto por nuestra biodiversidad. 

Reduce tu impacto.
Gracias por ser Tunante.
LOGO_con_texto_PEQUEN%C3%8C%C2%83O_edite